Carrito de la compra

Ver tu carrito de la compra.

Catálogo

Nuestros Partners:
390,00 €
Besafe Izi Combi X3 Rojo/gris/negro 37
Besafe Izi Combi X3 IsoFix

iZi Combi X3 de BeSafe:

iZi Combi X3 de BeSafe es un Sistema de retención para vehículos del grupo 0/1 SIN IsoFix en el sentido contrario a la marcha, con la posibilidad de instalarlo como grupo 1 en el sentido de la marcha.
- homologado desde 0 meses hasta 4 años
- recomendado a partir de 5 meses
- recomendamos el uso de cojin reductor para el recien nacido

y lo bueno es...

    • sentido contra la marcha es 5 veces más seguro que el sentido de la marcha
    • EPS garantiza la mejor protección en caso de impacto lateral (cabeza, cuerpo y piernas)
    • cabezal de fácil regulación en altura, junto con el arnés de 5 puntos, incluso con el niño sentado
    • instalable mirando hacia atrás (grupo 0/1) y mirando hacia delante (grupo 1)
    • imanes laterales para mantener despejado el habitáculo al sentar al niño
    • fácil instalación en sentido contra la marcha

características:

  • medidas:
    • alto 69÷77 cm.
    • ancho 46 cm.
    • largo 76÷87 cm.
  • peso:
    • 18 kg.
  • material de absorción de impactos:
    • poliestireno expandido (EPS)
  • homologación:
    • norma de seguridad europea ECE R44/04
  • periodo de uso:
    • peso de 0 a 18 kg. / edad de 6 meses hasta 4 años

otras características:

    • reclinable en dos posiciones
    • arnés con 5 puntos de anclaje
    • la profundidad de la silla instalada en sentido contra a la marcha puede conllevar falta de espacio en vehículos pequeños y deportivos

A ContraMarcha:

Llevar a tu bebé a contra marcha es un 500% más seguro, ya que la lesión depende de:

  • el tipo de impacto
  • la fisonomía del cuerpo del bebé sometido al impacto.

Respecto al tipo de impacto, estadísticamente los impactos con consecuencias de mayor gravedad son los frontales y fronto-laterales. Por esa, las sillas de auto deben estar optimizadas principalmente para este tipo de impactos, que es el caso de las sillas a contramarcha.

En relación a la fisonomía de los bebés, por razones evolutivas los bebés presentan un peso de su cabecita muy grande en relación a los débiles músculos del cuello.
En un impacto con una silla en sentido de la marcha, el bebé por su inercia seguiría desplazándose hacia adelante, siendo retenido por el arnés, presionando sus órganos internos y con imposibilidad de retener las extremidades o su cabecita.

Las fuerzas que soportarían los músculos del cuello sería de 30 veces el peso de la misma en un impacto a tan sólo 60 km/h, con lo que nos podríamos hacer idea de las posibles lesiones que se podrían ocasionar en las vértebras cervicales.

En un impacto con una silla a contramarcha, las fuerzas ejercidas por la desaceleración se distribuirían a lo largo de la espalda del bebé, que a su vez descansa sobre el asiento y el cuello, órganos internos y extremidades dejarían de estar expuestos a tensiones tan grandes.

Lo que recomiendan los expertos:

“Siempre recomiendo que los niños vayan bien sujetos en sillas diseñadas para viajar en el sentido contrario a la marcha cuando sea posible, preferiblemente hasta los 4-5años. Si se sujeta bien a un niño en una silla instalada en el sentido contrario a la marcha, también se reduce el riesgo de que el niño se salga de los arneses.

Hemos visto varios casos de lesiones graves en los que niños
pequeños se han salido de los arneses y han resultado gravemente heridos o han fallecido.”

Jefe de medicina, Tor Einar Calish. Clínica pediátrica, Hospital de Oslo

PVP: 390,00 €
Disponible en 24/48 horas.